You are currently browsing the category archive for the ‘Evo Morales’ category.

Tinku Verbal – Andrés Gómez Vela
DEBATES
En el mundo occidental la palabra tiene un alto contenido de poder, su estudio data del siglo V antes de Cristo; se crea toda una disciplina para dotarla de un verdadero sistema de construcción lógica: la retórica, que es el arte del bien decir sin importar el fundamento de la verdad, sino la persuasión así sea sobre la falacia. En los pueblos precolombinos, la palabra fue sinónimo de comunicación, convivencia y humanidad por eso la política no giraba sobre la palabra sino sobre otro tipo de ritos.

En cambio, en nuestras sociedades abiertas el principal vehículo de la política es precisamente la palabra, porque aquella busca el poder y ésta es el camino para alcanzarla. Y tiene un escenario natural: el debate, que se traduce en la confrontación de palabras portadoras aparentemente de ideas destinadas a resolver los problemas públicos desde visiones privadas.

El primer debate de la humanidad se produjo en Grecia -según el periodista Homero- quien cuenta y canta en la Iliada, que la situación fue provocada por el gran guerrero Aquiles, que se enfadó con Agamenón y abandonó el combate, que había comenzado hace 10 años con el sitio a la bien amurallada ciudad de Troya. Los jefes de las tropas aqueas se reunieron para discutir lo que debían hacer en la nueva situación que se les presentó: ¿abandonar el asedio y volver a casa? ¿Atacar a tumba abierta, aún sin contar con la ayuda del enojado Aquiles? En el debate intentó participar el guerrero Tersites, un simple hombre del pueblo que ya estaba harto de los abusos y caprichos del Rey Agamenón. Era partidario de volver a Grecia. Pero Ulises intervino y le hizo callar sin contemplaciones, a Tersites y a todos los restantes hombres del pueblo que intentaban meter baza en el debate de los reyes. Es que los debates se producen entre iguales y no con subalternos o inferiores en términos de jerarquía. ¿Es igual Evo a Manfred y Samuel en caudal electoral?

El debate es el método privilegiado del Ágora romano, del congreso Europeo. La palabra cargada de fuego enciende chispas e ilumina la razón, gesta ideas y va acercándonos a la verdad. Pero en tiempos electorales el debate tiene otras connotaciones y es parte de un juego de manual.

A excepción de Estados Unidos, donde el debate es parte del ritual aceptado por los partidos, en el resto de los países los desafíos a este tipo de contiendas verbales se producen al calor de la campaña. El primer debate en televisión se produjo entre Kennedy y Nixon en 1960. Kennedy encaró el debate con seriedad porque contrató a un asesor (Leonard Reinsch) en televisión, que le enseñó a actuar ante las cámaras. Soltura, juventud, buen maquillaje derrotaron a Nixon, que en el primer debate sufría un dolor en la rodilla, parecía fatigado y hasta mal afeitado y sin ninguna idea de juego de cámaras. Perdió las elecciones con apenas algo más de 100.000 votos.

Es parte de los usos y costumbres de la democracia observar a los candidatos de última o segunda línea desafiar al primero de las encuestas. En 1997 en Gran Bretaña, el candidato Jhonn Major desafió a Tony Blair con los siguientes términos: “Las gallinas salen corriendo ante las cámaras”. Pese a esas palabras, Blair no aceptó el debate. En 2006, Lula rechazó el debate a Alckmin alegando “que la institucionalidad de la Presidencia de la República es mayor que cualquier disputa electoral”. Menem lo hizo mejor en 1995: “no debato porque soy el Presidente”. ¿Qué dirá Evo?

También en 2006, en Venezuela, el opositor Rosales (cuánto se parece a “nuestros” Manfred y Samuel) lanzó su envite a Chávez con palabras muy parecidas a las que escuchamos estos días: “Lo estoy esperando (A Chávez) para el debate. Que no se arrugue, que el pueblo lo está esperando para que discutamos frente al país los problemas de la patria”. Obviamente, Chávez, que iba primero en las encuestas, se “arrugó”, no asistió a la cita y ganó.

Los desafíos a debate tienen el propósito pueril de equipararse al candidato mejor apoltronado en las encuestas. En términos futbolísticos, es como fabricar un desafío entre el Bolívar (con el perdón de los bolivaristas) y el Real Madrid. ¿Quién ganaría en este partido así pierda en cancha? Obviamente el desconocido Bolívar que inflaría su imagen.

No siempre son decisorios los debates. En las elecciones del 2004 de Estados Unidos, el candidato demócrata Kerry ganó en los tres debates a Bush, pero perdió la elección. De esta realidad está muy bien enterado el Movimiento al Socialismo que rechazó el debate que pretenden Manfred y Samuel.

Dadas las circunstancias, el Agamenón Evo no debatirá con los Tersites Manfred y Samuel porque no tiene nada que ganar, tampoco qué perder, porque los otros están demasiado lejos para alcanzarlo, al menos en las encuestas. Sus gritos de desafío se perderán en el desierto ideológico. Es probable que Evo patrocine un debate entre Manfred y Samuel para definir el segundo lugar y entre Rime Choquehuanca y Joaquino para hacer un concurso de ideas.

Las elecciones ya no se ganan con debates sino con historias de vida y pasado impecables. Esta elección no será de debates ni de propuestas, sino de construcción de capitales simbólicos que sostengan la credibilidad del proceso. ¿Es el fin de los debates? Tal vez no, pues, terminarán debatiendo, en última instancia, los coleros, los candidatos a senadores y diputados; y los electores en los bares, las calles, las plazas, los campos deportivos. En buena hora que no haya debates de candidatos porque son súper aburridos y además, ¿quién los escucha o ve? Lo peor ¿quien los fiscaliza y sanciona por haber incumplido su palabra después? Serán días de verbos airados, gestos fieros y tinkus verbales frustrados que terminarán restando poder significativo a la palabra debate.

Las huellas del cambio son profundas,

los bolivianos de hoy las reconocen

Por Fernando Luís Luján

Esta semana se iniciaron las campañas electorales con miras a las elecciones Generales del 6 de diciembre próximo. Como era de esperar las promesas y ofertas electorales ya se apoderaron del escenario político con actores y candidatos que están dispuestos a recurrir a todo para seducir a los bolivianos.

Sin embargo, este proceso electoral será diferente porque esos más de 4 millones de votantes ya no son esa masa social que se dejaba engañar por las prebendas y promesas demagógicas, la gente ha madurado, ha crecido en su conciencia ciudadana y entiende claramente que su voto no vale una bolsa de fideo, una gorra o una polera; sabe que de su voto depende su país, su patria que es al final de cuentas lo que más valora el boliviano.

Se ha empezado a escuchar de algunos candidatos promesas tales como generación de empleo, seguridad ciudadana, unidad, paz, respeto, inclusión, oportunidades de educación y de salud. Sin duda estas promesas y ofrecimientos en cualquier otra circunstancia despertarían esperanza o por lo menos curiosidad de saber si se pueden hacer realidad, sin embargo lo que hoy generan es una desconfianza total porque los que hoy prometen el edén son los de siempre, aquellos que ya participaron en gobiernos anteriores y que cuando participaron de la conducción del Estado no hicieron nada de lo que hoy pregonan.

El boliviano ha madurado y crecido como ciudadano y hoy sabe distinguir las promesas de los hechos tangibles, las mentiras disfrazadas del trabajo esforzado y patriota. Hoy los bolivianos no se dejan engañar incluso por misas religiosas de candidatos que en su vida sólo le han rendido culto al dinero, al poder o a su figura al mejor estilo narcisista.

Los bolivianos de hoy han entendido que el país ha iniciado un proceso profundo de cambio que no tiene retorno, por lo que ya no creen en esos políticos y autoridades que quieren amedrentar indicando que si el Presidente Morales gana el 6 de diciembre las cárceles estarán llenas de presos políticos.

La gente ya no cree en esas mentiras y declaraciones electoralistas porque sabe que en la cárcel hay mucho campo aún para llenarlas sí con políticos y autoridades que robaron, defenestraron y desangraron a su País, empobreciendo a su población.

Pero por sobre todas las cosas, los bolivianos de hoy han sido testigos de una gestión que ha priorizado a Bolivia y a su gente, que ha buscado igualdad y trabajado por los más necesitados sin dejar de lado ni olvidar a las clases medias y empresariales.

Los bolivianos hoy no necesitan que se la cuenten o se la charlen, los hechos y las acciones están sobre la mesa, los resultados saltan a la vista, las transformaciones han mejorado sustanciadamente a Bolivia.

En ese marco, en esta semana que se han iniciado las campañas electorales, simplemente recordemos y consideremos que ha hecho Evo Morales en estos tres años y medio de gobierno. Reflexionemos y llevemos a los que aún son incrédulos estos datos, estas cifras, estas letras que reflejan y expresan el gran trabajo y espléndido desempeño del primer presidente indígena de Bolivia, sin olvidar que esto recién empieza, que el proceso debe continuar porque resta mucho por hacer, claro que hay que corregir y enderezar varias cosas, pero sin detener la transformación de Bolivia.

(extraido del programa de gobiernio 2010 – 2015 Bolivia País líder)

Las grandes tareas cumplidas

– Asamblea Constituyente

– Nueva Constitución

– Nacionalización de nuestros recursos naturales y empresas estratégicas

– Autonomías

– Fin del analfabetismo

– Redistribución de la tierra

Para los próximos 5 años:

Avanzar en el proceso de cambio: Bolivia país líder

- Bolivia autonómica

- Salto industrial para dejar de depender de exportaciones de materias primas

- La gran revolución vial integrará y unirá a nuestras regiones

- El satélite Yupac katari nos comunicará a los 10 millones de bolivianos

- Seremos una nación productiva con empleo y seguridad

- La salud y justicia llegará a cada una de las comunidades y familias del país

En tres años y medio Evo transformó el

país, hizo más que en los últimos 25 años

1. Bolivia Productiva

1.1 Nacionalización de hidrocarburos: Más de 5 mil millones de Sus

- Se eliminó el modelo de contrato de riesgo compartido, que otorgaba la propiedad de los hidrocarburos en boca de pozo a las empresas petroleras.

- El Estado ahora tiene el control soberano del excedente, la propiedad del gas y de toda la cadena: pozos, ductos, refinerías y complejos de almacenaje.

- Antes las petroleras se apropiaban del 73% del excedente y el Estado se quedaba sólo con el 27%. Ahora las cosas son al revés, el Estado se queda con el 73% (alrededor de 1000 millones de dólares el 2005 y más de 2600 millones de Sus el 2008).

- El 2005 el monto por concepto de IDH transferido a las prefecturas, municipios y universidades fue de 1200 millones de bolivianos, mientras que el 2008 llegó a 4476 millones de bolivianos

- Desde 1994 hasta el 2005 apenas se realizaron 26917 instalaciones de gas domiciliario, en este gobierno en apenas tres años y medio se lograron 59665 instalaciones, además que desde que YPFB se hizo cargo de la distribución de gas domiciliario (agsoto de 2009), el precio bajó en 50%.

- Entre noviembre de 2002 y abril de 2004 el gas exportado a argentina se vendió en 60 centavos de dólares el millar de BTU, ahora entre el 2007 y febrero de 2009 se superó los 6 dólares el millar de BTU.

1.2 De nuevo país minero: 5 mil millones de dólares de exportación

- Desde 1986 hasta 2004 las recaudaciones por regalías y participaciones fueron inferiores a los 20 millones de Sus, mientras que el 2005 pasaron los 20 millones de dólares, el 2008 sobrepasaron los 128 millones de dólares.

1.3 Electricidad: ahorro, rebaja de tarifas y recuperación del control

- Se ha logrado incremento en la cobertura de 33% a 47,5% ( 271865 a 417040 hogares en el área rural).

- Incremento de la cobertura de 87% a 89,4% ( 1235010 a1564737) de hogares en el área urbana.

- Incremento de la cobertura de 67.1% a 74.4% ( 1668656 a 1813695) en el total nacional.

- La Tarifa Dignidad ha permitido el ahorro de hasta el 25% de la facturación de los hogares con bajo consumo eléctrico. Entre 2006 y 2008 el ahorro ha sido de aproximadamente 110 millones de bolivianos, en la gestión 2009, hasta el mes de mayo, se ahorraron 19.8 millones de bolivianos, el número de consumidores beneficiarios es de 634.528 personas.

1.4 Tierra, desarrollo y producción agrícola: 26 millones de hectáreas tituladas

- Se creo EMAPA que en tres campañas logró apoyar a 8613 pequeños productores asociados y a 237 organizaciones de pequeños productores de arroz, trigo, maíz y soya de seis departamentos.

- Esto ha generado un crecimiento de 86863 hectáreas de la superficie cultivable, logrando una producción de 82.446 toneladas de grano.

- Con el programa de mecanización del agro, se entregaron 1061 tractores y 600 tractores vía crédito de Brasil, también se entregaron 20 cosechadoras y 40 motocultores. En gobiernos neoliberales se entregaron sólo 230 tractores.

- Entre 2006 y 2009 se lograron titular 26 millones de hectáreas, beneficiando a 98.454 familias en los departamentos de La Paz, Santa Cruz, Tarija, Beni y pando.

- Con la dotación de tierras fiscales se han beneficiado 4.682 familias en todo el país. En tres años y medio de gobierno se distribuyeron 958.064 hectáreas de tierras.

1.5 Banco de Desarrollo Productivo: 124 mil empleos para producir

- A través del BDP se canalizaron recursos de largo plazo en condiciones ventajosas: tasa de interés del 6% anual, plazos de hasta 12 años y periodos de gracia variables.

- Desde el 2007 hasta el 30 de junio de 2009, se financiaron 14.732 proyectos con un valor de 1031 millones de bolivianos, cuya distribución beneficia principalmente al sector rural con un total de 454 millones de bolivianos.

- De esta manera se contribuyó a la generación y o conservación de aproximadamente 124.497 empleos directos.

1.6 Transportes: 276 kilómetros de carreteras construidos por año

- Durante las gestiones anteriores, el promedio de kilómetros de carreteras asfaltados por año fue de 113, mientras que en los últimos tres años esa cantidad se incrementó hasta 276 kilómetros. Además hasta el primer trimestre de 2009 se han construido 2951 metros de puentes.

- Se creó Boliviana de Aviación que actualmente cuenta con tres aeronaves y en el mes de junio de 2009 presentó alrededor de 2 millones de bolivianos como ganancia mensual.

- Se creó también Vías Bolivia. La diferencia entre el monto de comisiones retenidas por las empresas concesionarias y el costo de administración de Vias Bolivia ha generado un ahorro en la gestión 2008 de Bs 9.8 millones.

- Por otra parte, se logró un incremento de los ingresos por concepto de peajes de un 32.29% entre las gestiones de 2005 y 2008. Entre enero y mayo de 2009 se incrementaron las recaudaciones, respecto al mismo periodo de la gestión anterior, en Bs 6.3 millones

- En la gestión 2009, con la administración estatl de todas las estaciones de peaje, el ahorro ascendió a Bs 8.7 millones.

1.7 ENTEL nacionalizada: Tiempo de telecomunicaciones para todos

- El redondeo al minuto se cambio por el redondeo al segundo y se eliminó el costo elevado por hacer llamadas a nivel nacional, estableciendo todas estas lamadas como locales más baratas. Estas acciones beneficiaron a más de 3 millones de bolivianos.

- Con la nacionalización de ENTEL, los usuarios de telefonía móvil se incrementaron en casi medio millón y los servicios públicos en más de 10.000.

- Actualmente se han superado los 5 millones de usuarios de servicios en telecomunicaciones.

2. Bolivia Digna y Soberana

2.1 Salud: Operación Milagro, Bono Juana Azurduy, ítems, hospitales y ambulancias

- La tasa de mortalidad infantil el año 2003 era de 54 por cada 1000 nacidos vivos, mientras que el 2008 fue de 50 por cada 1000 nacidos vivos.

- Entre 2005 y 2009 las atenciones en salud han pasado de 13.5 millones a 22 millones.

- Se han construido 545 establecimientos de salud (391 de primer nivel y 154 de segundo), más de los que existían hasta 2005 (434).

- En tres años y medio de gobierno se crearon 3.880 nuevos ítems en salud, lo que quiere decir que hubo un incremento de un 194%, pues entre 2003 y 2005 sólo se crearon 1321 nuevos puestos.

- Operación Milagro realizó 425 mil operaciones gratuitas de la vista

- Se entregaron 685 ambulancias, frente a sólo 23 ambulancias dotadas entre 2003 y 2005

- El Bono Juana Azurduy de Padilla ( pago de 1825 bolivianos de manera progresiva a las embarazadas y madres de niños hasta de dos años) beneficiará a unas 400 mil madres y niños casa año.

2.2 Agua y saneamiento básico: Cobertura para 821 mil bolivianos más

- Hasta fines de 2005 aproximadamente 2.3 millones de habitantes no tenían acceso al agua potable. De éstos un 75% correspondían al área rural. También cerca de 5 millones de habitantes no tenían acceso a un adecuado servicio de saneamiento, de éstos un 57% en el área rural.

- Entre el 2006 y el primer semestre de 2009 se ha incrementado la cobertura de agua potable favoreciendo a 8bt.711 habitantes, un 63% en el área urbana y un 37% en el área rural. Esta cifre significa el 43% de la meta planteada en el Plan Nacional de Desarrollo.

- Se incrementó el servicio de saneamiento (alcantarillado) beneficiando en áreas urbanas a 386.135 y en áreas rurales a 92.503 habitantes, logrando un total de 478.638 habitantes en todo el país

- Entre 2006 y 2009 la inversión en saneamiento básico ha sido de Bs 899 millones, un 17% más de lo invertido entre 2003 y 2005.

2.3 Educación: Erradicación del analfabetismo, bono Juancito Pinto, ítems y escuelas

- Antes de 2006 existían 823.256 analfabetos, el 2006 se alfabetizó a 311.529 personas, el 2007 alcanzó a 601.650 y el 2008 se llegó a 829.101 personas.

- El Bono Juancito Pinto beneifica a 1 millón 800 mil estudiantes de primaria. Gracias a este bono (200 bolivianos al año) el abandono escolar se ha reducido a la mitad de 5.3% en 2006 hasta el 2.5% en 2009.

- El salario docente es más decente pues se registró incrementos del 6% en 2007 y hasta del 14% en 2009.

2.4 Reducción de la pobreza extrema en 6%

- El Estado está aplicando una serie de medidas que están repercutiendo en la reducción de la pobreza. Tal es el caso del Bono Juancito Pinto, Renta Dignidad y el Bono Juana Azurduy.

- Durante los últimos 13 años, el porcentaje de personas en extrema pobreza disminuyó del 41.2% en 1996 al 31.8% el 2008. Se destaca el hecho de que la mayor reducción, un 6%, se observó entre los años 2006 y 2008.

- La proporción de pobre extremos en el área rural bajó de 62.9% en 2005 a 49% en 2008, al tiempo que en zonas urbanas esta disminución fue de 24.3% a 22.7%.

2.5 Seguridad Scial: Renta Dignidad para 687 mil bolivianos mayores de 60 años

- La Renta Dignidad pago anual de Bs 2400 a los mayores de 60 años no rentistas y 1800 a los rentistas) ha beneficiado a 687 mil adultos mayores.

2.6 Programa Bolivia Cambia, Evo Cumple: 2723 obras en todo el país

- Se han ejecutado 2723 proyectos en los sectores de deportes, educación, equipamiento comunal, infraestructura vial, desarrollo productivo, riego, salud y saneamiento básico, además que se ha brindado apoyo a la Policía Nacional y a las FFAA.

2.7 Diplomacia de los pueblos: Integración, diversidad, armonía y equilibrio

- Loa bolivianos atendidos en el exterior alcanzan a 286.450, en períodos anteriores al 2006 se llegó a 14.000 bolivianos.

- Se incorpora el tema marítimo en la agenda de trece puntos con Chile.

- Se abre mercado en Brasil para nuestros textiles por un valor de 21 millones de Sus.

3. Bolivia, economía responsable

3.1 Crecimiento récord de 6.15% en 2008

- De 1985 al 2005 la tasa promedio de crecimiento fue de 3%. En ese mismo período la tasa de crecimiento del PIB cayó de 5.03% a apenas 0.43%.

- Durante las gestión 2008 el PIB creció a una tasa de 6.15%, el mayor crecimiento en los últimos 33 años.

3.2 Inflación bajo control y productos a precio justo

- El Gobierno ha implementado medidas tales como Mercado Abierto, lucha contra la especulación de alimentos básicos, políticas del precio justo y otros, que han conseguido derrotar la manipulación política inflacionaria.

- La inflación de hasta un 25% pronosticada por analistas no se concretó, pues a mayo de 2009 la inflación registra un 3.2 %.

3.3 Reservas Internacionales: Récord histórico de 8 mil millones de dólares

- En las anteriores gestiones el promedio era inferior a los mil millones de dólares.

- En este Gobierno, las reservas se han disparado, alcanzando el récord de 8016 millones de dólares al 24 de julio del presente año.

3.4 Inversión Pública: De Sus 600 millones a 1800 millones en tres años

- La inversión pública, en promedio durante las gestiones 1987 – 2005, fue 497 millones de Sus.

- En las gestiones 2006 y 2009, la inversión pública total se ha incrementado a 879 y 1851 millones de dólares respectivamente.

3.5 Tres años consecutivos de Superávit Fiscal

- El año 2002 el déficit fiscal representó el 8.8% del PIB

- En este Gobierno los ingresos son mayores a los gastos, por primera vez, después de 60 años, se obtuvo superávit fiscal.

- En este Gobierno se registra un superávit promedio de 3.1%.

3.6 Deuda externa: Reducción de Sus 4900 millones a 2400 millones

- La deuda en 1978 representaba el 94% del PIB.

- El saldo de la deuda al 2005 se incrementó a 4.942 millones de dólares, equivalente al 51.6% del PIB

- El saldo de la deuda externa a junio de 2009 es de 2.486 millones de dólares, es decir el 14.5% del PIB.

El país de Manfred Reyes Villa

Jaime Duran Chuquimia


¿Cuál es el país de Manfred? Para responder esta pregunta combino su visión con su interpretación, es decir trato de descifrar el cristal con el que mira Bolivia. No a partir de un intento de describir el diagrama mental del hombre, sino lo que representa, es decir trato de responder a la pregunta: ¿A que clase social representa Manfred? Y a partir de esta descripción me pongo el objetivo de descifrar su visión, en tanto futuro a construir y su interpretación teórica de la realidad actual.

Manfred ve un país sin racismo, de hecho considera que el racismo lo invento Evo. Considera que está bien la inclusión, es decir piensa que todos debemos ser iguales, pero privilegia la igualdad jurídica, en la económica razona a la usanza neoliberal, es decir que cree que cada uno obtiene el producto de su trabajo, por tanto, si hay personas más ricas se debe a que trabajaron más. De esta manera, plantea que el Estado debe intervenir en la economía, pero garantizando seguridad a la inversión. De hecho, piensa reconstruir el “Estado de Derecho” de tal manera que sea el individuo, de nuevo, el centro de la sociedad, no le agrada el corporativismo, pues considera que las masas tienen tendencias dictatoriales, prefiere elecciones antes que cabildos. De hecho, piensa como la clase media, a quienes les agrada la igualdad siempre y cuando no les afecte. Es algo así cómo dar grandes discursos acerca de la inclusión, pero pensar que la empleada es ladrona y que cobra mucho pues pagarle más de Bs1.000 es un sacrilegio, mientras consideran que todas las cholas son flojas. Es decir, para Manfred, como a la clase que representa importan las jerarquías: El indio, debe estar en su lugar, sostienen, sin decirlo por supuesto.

Su país es el de la armonia, dónde todos trabajan para un futuro mejor, las tensiones le son ajenas, busca superar la reivindicación de lo indígena y transformarla en una alianza entre clases, por eso niega la confrontación, en última instancia busca reeditar el proyecto neoliberal, pues más allá de la satanización que se hizo del “modelo” en los últimos tiempos, la mayoría de las respuestas fueron dadas en dicho sentido.

De ahí que la elección de diciembre se bata en una dicotomía, volver al pasado o seguir avanzando. No pretendo convencer con esta nota a mis escaso lectores a que voten por Evo, simplemente hago la invitación a que se deje la mascarada y se admita de una vez que todo estaba bien antes de Evo, que debió preservarse el Estado de Derecho, que la anterior Constitución era mejor, que en última instancia el Goni lo estaba haciendo bien y que debimos haberlo dejado terminar su gobierno.

Pero, tampoco me hago ilusiones la estrategia manfrediana consistirá en diferenciarse, es decir haciendo lo contrario de lo que lo llevo al punto en el que se encuentra, tratará de marcar distancias con Goni y en última instancia dirá que él representa el “verdadero cambio”.

http://alainet.org/active/33128

Bolivia: 200 años de libertad y esclavitud

 

Grover Cardozo*

 

ALAI AMLATINA, 16/07/2009.- Llama la atención una contradicción: Mientras la Comisión del Bicentenario pregona y celebra que los paceños y bolivianos vivimos 200 años libres del yugo español, el presidente del Estado Plurinacional Evo Morales sostiene en sus discursos que los pueblos indígenas vivieron 500 años sojuzgados por los españoles y que es hora de labrar la liberación.

 

Contradicción manifiesta o simplemente constatación de que el asunto de la libertad y la liberación es un asunto que -como todo lo político- debe ser muy bien relativizado.

 

Quizá ni sólo lo uno ni sólo lo otro. Un poco libres y otro poco esclavos, lo que explica el estado actual del país.

 

Libres del abusivo poder colonial de la corona española, que -si bien dejó algunos bienes como el idioma- también neutralizó y castró energías locales que apuntaban a construir una sociedad sobre la base de culturas propias.

 

Libres de un tutelaje político que frenó procesos de desarrollo social y cultural. La posibilidad de caminar sobre una ruta propia quedó truncada, lo que adormeció durante años energías que debían actuar antes en un proyecto de liberación social y nacional.

 

Libres de los apetitos externos que durante décadas vieron al territorio boliviano no como fin, sino como un medio para inmediatos intereses. Detectaron nuestras riquezas y sólo desembarcaron como aves de paso.

 

También esclavos.

Esclavos de nuestras propias cadenas, porque no hay peor esclavitud que la que se impone una persona o un pueblo así mismo. Parece suicida que un pueblo se enmanille, pero suele ocurrir.

 

Esclavos de modelos políticos y fórmulas económicas impuestos por la fuerza y que durante años impidieron el acceso de la colectividad al bienestar y el desarrollo.

 

También esclavos de actitudes que todo lo pretenden explicar a partir de lo malo que hace el otro, sin tomar en cuenta el grado de compromiso y aporte de cada boliviano a la situación económica y social.

 

Esclavos de la dominación de elites que estando en sus manos la dirección política de todo el país, no tuvieron la capacidad de formular programas de gobierno que salven de la miseria y la desesperanza a millones de bolivianos que habitan en las periferias de las ciudades, pero sobre todo en las zonas rurales.

 

También esclavos, desde luego de un superficial entendimiento de doctrinas y tendencias políticas que fueron tomadas como verdaderos catecismos ideológicos, cuando solo eran referentes teóricos para determinadas formas de acción política.

 

Esclavos de la ilusión creada por los grandes centros de poder (políticos y mediáticos) de que el mundo es civilizado y anda bien y que siendo Bolivia parte de este mundo, también anda o anduvo bien. El mundo no hará nada por nosotros, si entre bolivianos no nos ponemos de acuerdo en un gran pacto que haga fraguar un modelo boliviano de emancipación.

 

Esclavos también de atavismos que creen encontrar en el pasado los males o bienes de nuestra condición actual, sin tomar en cuenta que los bolivianos de julio de 2009, somos los únicos actores de la realidad presente y por tanto los únicos que tendremos que responder ante la historia. No hay porqué olvidar los orígenes de nuestras culturas, pero estas -sean del signo que sean- solo son referenciales y no pueden determinar una visión de futuro.

 

Subsisten cadenas, cadenas que impiden entender que el país es la gran tripulación de un barco que se salvará y avanzará, solo en la medida en que la salvación abarque a toda la tripulación. “El único modo de salvarnos es salvarnos juntos”.

 

200 años de ser un poco libres y un poco esclavos. Está claro que el balance no es favorable. Si aprendemos de lo andado, el balance futuro puede inclinarse hacia el goce de mayor libertad.

 

Reconozcamos el atributo. Bolivia no está exenta de carencias y dificultades, pero siendo libres, podemos ser más creadores y así liquidar las diferentes formas de pobreza que aún nos atan a la esclavitud.

 

*Grover Cardozo Alcalá es periodista y abogado.

CÓMO GANAR A EVO


Andrés Gómez V


En el MAS, dicen que es invencible. En la oposición, no hay ánimos ni líderes. Unos viven más en la apariencia y otros menos en la realidad. Ambos son poco amigos de la razón y muy afines a la emoción. Ambos viven en un escenario apologético y olvidan que ahora la política es una ciencia y como tal debe ser estudiada y aplicada.


La apariencia dice que Morales es invencible, la realidad depara otra cosa. La realidad dice que Evo es el mensaje y el medio a la vez, por tanto no tiene mensaje, él es el mensaje por su condición indígena y por haber creado su propia lengua: el evoñol. La oposición teme a la apariencia porque su realidad es triste y desolada; se aterroriza ante el evoñol, porque parte de la realidad y lo conduce a un mundo de apariencias, hasta encadenarlo otra vez en la caverna de platón; teme el evoñol sin saber que la nueva lengua no requiere adversarios porque su peor enemigo es su propio creador, quien cada vez que malversa una palabra se asfixia en su propio mundo de apariencias.


Evo es un accidente de la historia (una circunstancia en términos marxistas), es la consecuencia de personas como el pensador Fausto Reynaga, a quien quizás ni conoce muy bien o no se lo han presentado; Constantino Lima, uno de los primeros candidatos indígenas; Genaro Flores, gran luchador demócrata; Marcial Fabricano, quien marchó con dignidad por tierra y territorio en la década del 90, pero nunca pudo superar su colonización mental, y cayó otra vez en la finca partidaria de un capitán; Carlos Palenque, que despertó la confianza de una parte del electorado en el cholo, pero pronto los decepcionó; Víctor Hugo Cárdenas, primer vicepresidente indígena que desentumeció la autoestíma de los pueblos indígenas y echó por tierra las visiones arguedianas, pero tocó el poder no como medio de liberación, sino como fin personal, lo que le aseguró una larga pega de pongo pseudo-intelectual; Felipe Quispe, que desbrozó intelectual y militarmente la posibilidad de los indígenas de acceder al poder, que si no hubiera sido su excesivo pragmatismo político (como el “duchazo” que se pegó con un ministro mirista), él hubiera estado sentado en Palacio con todas las glorias y méritos que cosechó. Evo es el mensaje y el medio a la vez, no tiene mensaje, no trajo nuevas ideas, ni revolucionó la filosofía política indígena, por esa razón cuando se topó con el segundo lugar en las elecciones generales de 2002 no sabía qué hacer con el poder que estaba a metros de su alcance. Esta es la realidad, la apariencia fabrica el mito.


Evo se benefició del voto venganza y del voto confianza. Recuerdo aquella tarde de mayo de 2002 en una de las aulas de la Universidad Mayor de San Andrés, cuando, en contra-ruta, sostenía, como expositor heterodoxo en contra de todos los invitados, que la candidatura de Evo Morales iba a dar una gran sorpresa. La tesis era simple, gran parte del electorado estaba cansada de la democracia prebendal, plutocrática, oligárquica y nepotista; y buscaba nuevas opciones, que en ese momento, al igual que ahora, pero en sentido inverso, no tenía líderes. Entonces, se tropezaron con Evo Morales, a quien le concedieron una confianza limitada: fiscalizar el poder con una buena bancada parlamentaria. Evo servía para vigilar a los poderosos, pero no para gobernar. Otro grupo de electores, muy numeroso, optó por el camino de la venganza con un razonamiento malagüero: “ok, le daremos el voto a este bloqueador profesional, a ver si así se acaban los bloqueos y veamos cuánto puede hacer en el gobierno, tanto que critica y critica”. Este fenómeno se reprodujo al cubo en las elecciones de 2005, con los resultados que rebasaron todos los cálculos. Los vengativos no esperaban que Evo iba a hacer un buen gobierno (apariencia) y los del voto confianza se equivocaron al creer que sólo iba a servir para vigilar el poder y no para gobernar (realidad).


En teoría política hallar las causas es fundamental para encontrar las posibles salidas. La dialéctica enseña que cada fenómeno engendra su contrario. Gonzalo Sánchez de Lozada, su yerno, su hija, sus exitosas empresas mineras, su Víctor Hugo, su Capitán y de éste su Joaquino; Hugo Banzer, su yerno, sus hijas, su esposa, su Tuto, sus terratenientes; Jaime Paz, sus narcovínculos, sus cardenales, su diplomacia de la coca, su visa denegada, su Embajada, su Samuel, engendraron el fenómeno Evo Morales. Ellos son los culpables, esa es la realidad, lo demás es apariencia. En política, la causa de un fenómeno no puede ser a la vez el antídoto. Si ellos fueron la causa, difícilmente pueden ser el efecto del efecto.


La realidad está clara, el adversario de Evo Morales debe ser un cero kilómetros en materia política y si tiene algún kilometraje, al menos que no haya sido acunado por los culpables del fenómeno Evo; su origen es lo de menos, lo que importa es su mensaje, que parta de la realidad cotidiana de las personas y se traduzca en un pensamiento mestizo destinado a construir una sociedad con buenos niveles de vida reales y no sostenido en bonos falaces.


Eficaz. Pues, el gran problema del MAS es su carencia de calidad en la administración de la cosa pública, pues se ha convertido en un reproductor de los males neoliberales, a tal extremo que multiplicó el bonosol gonista, producto de la capitalización, en bonos de todo tipo, producto del eufemismo de la nacionalización.


Un líder y no un caudillo, cuya muerte política arrastre consigo el proceso y a todos quienes se jugaron la vida por el cambio y no por él. Un líder que constituya un verdadero instrumento político, transparente, honesto, que practique incluso la ciberdemocracia, y no un caudillo que está erigiendo peligrosamente una nueva oligarquía: la cocalera. Un líder, alejado de la megalomanía, que lea la historia adecuadamente y sepa, o al menos intuya, que es parte del proceso y no el proceso en sí. Un líder que desprecie a los aduladores y aprecie a los críticos, porque los amigos critican de frente, los enemigos por la espalda, los amigos son incondicionales, los compañeros son la malversación de las glorias instantáneas.

Una persona honesta, sin vínculos empresariales o grandes negocios porque estos generan desconfianza desde los tiempos de Aniceto Arce hasta Sánchez de Lozada (y otros de esta laya) porque asaltan el poder como un fin para lucrar, acumular poder y sembrar el mal vivir de la gran mayoría de la sociedad.


Un hombre o una mujer con decisión de materializar la nueva Constitución Política del Estado en la vida diaria de las personas en lugar de cuestionarla por un capricho ideológico. Pues, casi seguro, salvo que baje de la apariencia del pedestal y vire a la realidad Evo Morales, la nueva Constitución será la tumba política del MAS y su líder porque la gente se cansa de los papeles cuando éstos no terminan de cambiar sus vidas.

En definitiva, Morales es derrotable desde el momento que es mensaje y medio a la vez. Mensaje por su condición de indígena, medio por su probada honestidad, al menos hasta el momento. Es derrotable porque nuestra democracia ya tiene cuarto de siglo y necesita estadistas, ya no caudillos. Requiere líderes con un mensaje que vaya más allá de su condición social o étnica y traduzca la democracia en casa y no termine en los “satucos” o los cocaleros ¿Dónde está ese líder o lidereza? Está en el mundo real, en alguna ciudad (tan menospreciada por algunos masistas), en algún hogar boliviano, sólo falta descubrirlo.


GENOCIDIO NEOLIBERAL EN LA AMAZONIA PERUANA.

 

5 de junio, otra imperdonable matanza de seres humanos en la “Curva Del Diablo”, Bagua, población indígena amazónica que se opone a la explotación transnacional del petróleo bajo sus tierras. Tal como sucedió en El Porvenir de Pando, se trata de otro puente de sangre esparcida por las fuerza del “orden”, esencialmente indígenas armados de muerte, policías pertrechados con fusiles, chaleco antibalas, botas de hierro, cascos y protectores faciales…contra hermanos de idéntica raíz étnica, desnudos, humillados. Policía a las órdenes del gobierno de Alan García, quien a su turno, en servicio al despojo que implica el TLC del Perú con EEUU, es responsable en el afán de quitarles su dignidad y sus derechos fundamentales.

 

Albricias, los derechos comunitarios de las naciones indígenas están hoy reconocidos en la nueva CPE de Nuestra Bolivia. Refrendan el Convenio 169 de la OIT, y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

 

El Convenio 169 de la OIT vigente a partir del 27 de junio de 1989, expresa esos derechos en 43 artículos: “Los gobiernos deberán consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de instituciones representativas, cada vez que se provean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente” “Las consultas llevadas a cabo en aplicación a este Convenio deberán efectuarse de buena fe y de una manera apropiada a las circunstancias con la finalidad de llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento acerca de las medidas propuestas” “Los gobiernos deberán tomar medidas en cooperación con los pueblos interesados para proteger y preservar el medio ambiente de los territorios que habitan” “Deberá reconocerse a los pueblos interesados el derecho de propiedad y de posesión sobre las tierras que tradicionalmente ocupan y garantizar  la protección efectiva de sus derechos de propiedad y posesión” “Los derechos de los pueblos originarios a los recursos naturales existentes en sus tierras comprende el derecho a participar en la utilización, administración y conservación de dichos recursos. En caso de que existan recursos minerales, energéticos  u otros, los gobiernos deberán consultar a las comunidades a fin de determinar si los intereses de esos pueblos serían perjudicados, y en qué medida, antes de emprender o autorizar cualquier programa de prospección o explotación de los RN existentes en sus tierras” “Los pueblos deberán participar de los beneficios que reporten dichas actividades y percibir   una indemnización equitativa por cualquier daño…”

 

La Declaración de NNUU extiende la defensa y vigencia de esos derechos y libertades fundamentales en otros 46 artículos.

 

La nueva CPE de Bolivia inscribe en un Capítulo IV, los derechos de las naciones y pueblos indígena originarios campesinos. Son tres artículos: 30-31-32, pero en cada uno se detallan 18 derechos. Están los derechos consagrados internacionalmente, se exagera en algunos tópicos y en otros se entibia- a pedido de la oposición- como sucede en el inciso 17: Aprovechamiento exclusivo de los recursos naturales renovables existentes en su territorio “sin perjuicio de los derechos adquiridos por terceros”. Ahí esta abierta la posibilidad de que organismos transnacionales adquieran, por decreto supremo de gobiernos serviles (9 en el caso del Perú) el derecho propietario de los bienes naturales en el TLC imperialista. Felizmente no es el caso en Nuestra Bolivia.

Alberto Pizango es uno de los valientes líderes peruanos indígenas; su bandera es vital y la asumimos como nuestra: solicita la derogación de los Decretos que impulsan el TLC, o sea: desplazamiento comunitario, contaminación del medio ambiente, problemas en salud y educación, alienación cultural, perturbaciones productivas. No hablemos del saqueo y la evasión fiscal a que estaban acostumbradas las monstruosas empresas.

 

La reacción mundial contra el genocidio, este delito de Lesa Humanidad es sorprendente. Hasta los obispos católicos de la amazonia peruana salieron por los fueros de los asesinados, lo que no es habitual en otros ámbitos religiosos-expresando: “La Iglesia valora especialmente a los indígenas por su respeto a la naturaleza y el amor a la madre tierra como fuente de alimento, casa común y altar del compartir humano”. Va saliendo la información de quemadura de cadáveres y el ocultamiento a lo Pinochet, embolsados al mar o ríos para lograr el crimen perfecto, la desaparición del cuerpo del delito. Esperemos que la Iglesia no calle como sucedió enonces.

 

El Congreso de Perú, con mayoría oficialista, sin un debate, suspendió a siete congresistas por haber protestado al interior del hemiciclo su apoyo a la comunidad indígena de Bagua. Como en Bolivia se unieron los opositores: APRA, Unidad Nacional y el partido de Fujimori, es decir la antipatria oligárquica.

 

En Santa Cruz, un parlamentario peruano se atrevió a amenazar con juicio internacional a los dirigentes Dávalos y Leonida Zurita, la senadora que recibirá un premio mundial en Viena por sus relevantes méritos e invitada a mostrar su experiencia política en Australia por las relevantes acciones patrióticas.

 

Ahora el gobierno del peruano de Alan García, semejante al de GSL, no se da cuenta que la Patria Grande está en revolución y debe preparar maletas prontamente para visitar el imperio, temporalmente protegido pues la justicia caerá, más temprano que tarde, pidiéndole cuentas sobre las órdenes criminales.

 

Nuestro Presidente Evo Morales envió una Carta de Dignidad a los hermanos congregados en la IV Cumbre de Pueblos Indígenas; en ella se registra la vanguardia ideológica de la liberación humana y el mensaje histórico contra la colonización saqueadora y racista. ¿Se le acusa de intromisión? En respuesta simplemente reinscribo la frase acuñada por Flavio Dalostto, el gran amigo de Bolivia: “Claro que nos involucraremos con Perú, claro que nos injerenciaremos, claro que nos entrometeremos; porque el Perú es de los Peruanos, pero también es Nuestro. Porque cuando Perú llora, lloramos; y cuando Perú ría, reiremos”.

Es el tiempo de llorar pesares de duelo al observar los testimonios fotográficos de los hermanos baleados, masacrados, inermes, destruidos. Ya llegará el tiempo de la risa y la alegría, cuando los autores pidan perdón detrás las rejas. Estamos contigo Carlos Mariátegui, de la mano contigo César Vallejo.

 

 

GASTÓN CORNEJO BASCOPÉ

SENADOR DEL MOVIMIENTO AL SOCIALISMO. JUNIO 2009

IV Cumbre Continental de Rublos Indígenas del Abya Yala
Puno.-
Hermanas y hermanos:

A tiempo de hacer llegar un fraterno saludo a los delegados y delegadas de los pueblos y nacionalidades indígenas reunidos en esta IV Cumbre Continental, quiero agradecer la invitación que me hicieron llegar, y lamentar mi ausencia a este importante encuentro por las múltiples actividades y obligaciones que debo atender.


La realización de la IV Cumbre coincide con la conmemoración en varios países de las luchas por la independencia. Sin embargo, las luchas en contra del yugo imperial fueron iniciadas por nuestros abuelos y abuelas, fueron ellos quienes desde hace cinco siglos protagonizaron distintas sublevaciones. La historia oficial ha pretendido que olvidemos que durante esos siglos resistimos y nos rebelamos. Nosotros somos herederos de los Amaru, las Bastidas, los Apaza, los Katari, las Sisa y tantos otros. Fue hace 200 años que a ellos se sumaron mestizos y criollos hasta consolidar el nacimiento de las nuevas repúblicas.

Para nosotros, desde hace mucho más de dos siglos, la lucha por la independencia es la misma lucha por la tierra y el territorio. Como muy bien señalan las conclusiones de la III Cumbre de Abya Yala, la tierra y el territorio son parte de una dimensión unitaria, complementaria. En ese sentido, “el territorio es todo, no es solo un área geográfica. Es el espacio de su cultura e identidad. Es el espacio donde se desarrolla su tecnología, donde se da el manejo equilibrado de sus riquezas naturales, su arte, su forma de ser y de pensar, su cosmovisión, su vida misma”.

Para los pueblos indígenas del planeta, la madre tierra es la vida misma. Concebimos al ser humano como parte integral de la naturaleza y hemos sentido y practicado siempre un gran respeto por ella.

Durante miles y miles de años hemos convivido con la naturaleza en constante equilibrio con ella y dentro de ella. Hoy en día, sentimos los efectos devastadores del sistema capitalista transnacional neoliberal que destruye aceleradamente nuestro planeta.

Desde afuera y desde arriba todavía intentan imponernos políticas económicas que atentan contra los derechos de las personas, los derechos de los otros seres vivos, y los derechos del planeta tierra. Pretenden seguir vendiéndonos oro por baratijas. Nos dijeron que hubo descubrimiento cuando hubo una invasión, nos que hubo una conquista cuando hubo un genocidio. Ahora nos dicen que quieren integración e insertarnos en la economía mundial, cuando lo que quieren es saquear nuestras riquezas, privilegiando las ganancias en desmedro de la solidaridad.

Bajo esa lógica los Tratados de Libre Comercio intentan resquebrajar las relaciones humanas y armónicas con la naturaleza; mercantilizan los recursos naturales y la cultura de los pueblos; privatizan los servicios básicos; pretenden patentar la vida.

Los humanos estamos siendo prisioneros de las fuerzas de este modelo que pretende colocar al hombre como dueño absoluto del planeta. El sistema capitalista, imperialista y colonial, se basa en formas de vida de dominación, sometimiento y subordinación de unos sobre los otros. Por eso, hermanas y hermanos, para preservar el planeta, la vida y la propia especie humana debemos enfrentar al capitalismo.

Hemos avanzado mucho, por eso ahora podemos decir con seguridad que el sacrificio de nuestros antepasados no ha sido en vano, continuamos su sendero en este proceso imparable e irreversible. Sin embargo, todavía nos queda un largo camino. No olvidemos que para la liberación de nuestros pueblos, debemos reconocer que la tierra no nos pertenece, sino más bien nosotros pertenecemos a la tierra.

Como lo habíamos afirmado en varias ocasiones, después de 500 años de resistencia, después de las valiosas sublevaciones de nuestros ancestros, nos toca hora garantizar nuestros derechos y los derechos de la Madre Tierra a través de la toma democrática del poder. Este es el momento para que los indígenas, campesinos, los obreros, los jóvenes, los trabajadores, los hombres y las mujeres asumamos nuestro destino como pueblos; que desde el campo, desde las comunidades, desde las fábricas, desde los barrios, construyamos con nuestras propias manos el mundo que queremos para nuestros hijos. Este es el momento para que todos sepan que nuestra lucha no termina, que de la resistencia pasamos a la rebelión y de la rebelión a la revolución. Este es el momento de la segunda y definitiva independencia.

Con esas palabras, les auguro el mayor de los éxitos en esta IV Cumbre Continental y hago votos para que las conclusiones del encuentro ratifiquen nuestra máxima unidad en defensa de la tierra y de nuestros recursos naturales.

La Paz, 29 de mayo de 2009.

Evo Morales Ayma


Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

La CIA en Bolivia: Los manejos contra la democracia

 

*Antonio Peredo Leigue

 Un extraordinario periodista argentino de los años ’60 y ’70 escribió, en aquella época, las acciones de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés) en nuestro país. Gregorio Selser, quien también debió exiliarse a México por la persecución de los dictadores de turno, hizo un relato pormenorizado y meticulosamente documentado sobre esa actividad destinada, con absoluto descaro, a frenar los procesos democráticos, eliminar o corromper a los dirigentes sociales e imponer regímenes al servicio de los intereses de las transnacionales, como la sangrienta dictadura de Banzer.

 Un documental recientemente trasmitido en el conocido “History Channel” registró una entrevista con quien fuera embajador de Estados Unidos en Chile, durante la presidencia de Salvador Allende. Con total desparpajo, el diplomático recordó que, el paro de transportistas que agravó la crisis económica en ese país, le costó a su gobierno más de tres millones de dólares (equivalentes a unos 35 millones actuales).

 Valgan estos datos para sostener la seriedad de las denuncias hechas por el presidente Evo Morales relativas a la infiltración de agentes de la CIA en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y otras actividades. Mencionó dos nombres: el boliviano Rodrigo Carrasco y el mexicano Francisco Martínez. Una cortina de humo para desviar la atención sobre la corrupción de un grupo a cuya cabeza figura Santos Ramírez. Si así fuese, no habría ninguna explicación para que la presidencia de YPFB haya iniciado una segunda querella contra el acusado.

 Los agentes de la CIA

La actuación de la CIA en América Latina era ampliamente conocida pero, como es evidente, no había suficiente documentación y, la existente, era controvertida. El secuestro y posterior ajusticiamiento en Uruguay del agente de alto nivel Dan Mitrione, en los años ’70, desnudó la crueldad de las operaciones de esa agencia y las más de veinte que operan en todo el mundo, a nombre de la seguridad de Estados Unidos de Norteamérica.

 Un caso escandaloso en Bolivia, fue el del Ministro del Interior de René Barrientos, Antonio Arguedas, quien después del asesinato del Comandante Che Guevara frustró el negociado y probable tergiversación del diario del Che en Bolivia.

 Arguedas era agente de la CIA, como él mismo declaró en forma pública. Por eso mismo, sufrió un atentado en 1970, del que logró salvar y, refugiándose en la embajada de México, recibió asilo en Cuba, a cuyo gobierno había entregado el Diario y del Che y, posteriormente, las manos del Comandante Heroico.

 Retornado a Bolivia, murió por la explosión de una bomba, en febrero del año 2000. Aunque oficialmente se concluyó que fue un accidente producto de una mala manipulación del artefacto, pocos dudan que la CIA cumplió finalmente su objetivo de eliminarlo.

 Otro hecho escandaloso es el caso Huanchaca. Fue en mayo de 1986 que el científico Noel Kempff Mercado y dos de sus acompañantes fueron asesinados en un campamento en que aterrizaron, creyendo encontrar ayuda. Se trataba de una gigantesca instalación para la fabricación de cocaína. Sólo 7 años después se arrestó a un par de delincuentes brasileños que confesaron ser los asesinos. No se sabe qué ocurrió con ellos.

 Lo que si se conoció fue que aquella fábrica, oculta en el parque que hoy lleva el nombre del científico Kempff, era supervisada por la DEA en combinación con la CIA. Bajo la dirección del coronel Oliver North, producían cocaína para venderla en Estados Unidos. Con los fondos obtenidos, compraban armamento para los “contras” que actuaban contra el gobierno sandinista de Nicaragua. El escándalo fue público en el juicio que se le siguió a North, aunque éste fue declarado inocente y hasta aclamado como héroe por los conservadores norteamericanos (republicanos y demócratas, indistintamente).

 Si fuese necesario algún dato más, habrá que recordar que, durante la administración de Jaime Paz Zamora, la designación de un desprestigiado militar a la cabeza de la FELCN, fue cuestionada por la CIA y el presidente no sólo debió cambiarlo, sino que luego afrontó el castigo de aceptar que, su principal colaborador, purgase una larga pena carcelaria por vinculaciones con el narcotráfico que conocían y hasta propiciaban la CIA y la DEA.

 Si Luis Arce Gómez fue juzgado y encarcelado en Estados Unidos por tráfico de drogas, no lo fue por el delito sino porque no lo acordó con la DEA.

 La coca ya no es importante

Si la cocaína marcó las relaciones de Washington con el Palacio Quemado durante todo el período neoliberal, fue porque las materias primas estaban controlados firmemente y no había razón para presionar en ese terreno. El grillete había que ponerlo en la producción de coca.

 La vergüenza de la forma en que, el Congreso Nacional, aprobó la Ley 1008, todavía se siente en los pasillos de ese vetusto edificio. Como muy pocas veces ocurre, el Ministro del Interior, Juan Carlos Durán, supervisó y a veces hasta condujo el debate de cada artículo de esa ley. El objetivo era mostrar reducciones considerables en el cultivo de la coca, dejando en un segundo plano el tráfico de la droga. Así se logró instalar fuerzas norteamericanas especiales en el Chapare y, en forma subrepticia, en los Yungas.

 Se trataba de mostrar, al mundo, que se erradicaba la coca y a los cocaleros, sin importar que el consumo de drogas, en los países industrializados, no disminuya. Por supuesto, es más barato arrancar arbustos con lujo de prepotencia y abuso, que combatir a las grandes corporaciones de narcotraficantes en Estados Unidos.

 Así se manejó, desde las oficinas de la CIA, la supervisión de los gobiernos que se sucedieron en Bolivia entre 1985 y 2005. Basta recordar que, los candidatos presidenciales, debían cumplir dos condiciones para ser aceptados: rendir examen ante la Confederación de Empresarios Privados y, previamente, demostrar que tenían visa de ingreso a Estados Unidos.

 Quieren llevarse otra vez el gas

El pueblo boliviano luchó por recuperar la propiedad de sus recursos naturales. Luchó contra las transnacionales y contra sus servidores nativos, algunos de los cuales fungen ahora como prefectos o presidentes de comités cívicos.

 La campaña contra esa decisión del pueblo, comenzó con el debate de la ley en el Congreso Nacional. Carlos Mesa, reculando de su promesa, propuso un proyecto que mantenía los privilegios de las transnacionales; cuando no logró, se negó a firmar la ley y, después, no cumplió el mandato de ponerla en vigencia. Tampoco lo hizo su sucesor, aunque es evidente que otra era su misión.

 Luego que el presidente Evo Morales impuso la vigencia de la ley, las transnacionales se resistieron a firmar los nuevos contratos, hasta la hora final. La firmeza del nuevo gobierno les mostró que no tenían alternativa.

 Era de esperar que cambiaran sus métodos. La guerra sucia de la CIA tiene muchos mecanismos a su disposición. Lo hicieron en Cuba, en Nicaragua, en Chile, en Venezuela y, ahora, en Bolivia. Si algo se debe aprender es la forma en que la CIA manejó PDVSA para derrocar al gobierno de Hugo Chávez.

 Rodrigo Carrasco llegó a ser Gerente Nacional de Comercialización en YPFB. que haya alcanzado tan alto puesto, es responsabilidad de sus superiores. Más aún, si ya se conocía su actividad al servicio de la CIA. Como agente de esa mal afamada institución, trabajó en República Dominicana, Colombia, Brasil, Perú, Chile y Argentina, antes que en Bolivia. Pero parece ser que era útil para las tareas que había emprendido el presidente de la empresa petrolera. 

En cuanto a mexicano Francisco Martínez, la embajada de Estados Unidos se ha encargado de reconocer que es funcionario de la misma. Sin embargo, una extraña versión apareció en CNN: una persona portando credencial y una carta falsificadas con ese nombre, intentó ingresar en las oficinas de la CIA y, al ser descubierto, aceptó haber falsificado ambos documentos con el objeto de conseguir trabajo de chofer. Cualquier día de estos, el señor Martínez desaparece y sus acciones en Bolivia, quedarán sin aclaración. Es lo que ha sucedido en cada una de las operaciones que realiza esa agencia en la que, el ciudadano norteamericano, gasta miles de millones de dólares. El argumento es simple: la defensa de la seguridad de los Estados Unidos de Norteamérica.

 La responsabilidad no se delega

Que se haya descubierto esta red, no le quita responsabilidad a nadie. Al contrario, demuestra que la red de corrupción era más peligrosa que el robo de dinero. Llegaba a la desestabilización del gobierno. El expediente es visible: destruir YPFB, lograr que el pueblo desconfíe del presidente Evo Morales y preparar las condiciones para derrocarlo. La culpa de los autores de esta fechoría es triple.

 * Antonio Peredo Leigue es senador del Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.