El país de Manfred Reyes Villa

Jaime Duran Chuquimia


¿Cuál es el país de Manfred? Para responder esta pregunta combino su visión con su interpretación, es decir trato de descifrar el cristal con el que mira Bolivia. No a partir de un intento de describir el diagrama mental del hombre, sino lo que representa, es decir trato de responder a la pregunta: ¿A que clase social representa Manfred? Y a partir de esta descripción me pongo el objetivo de descifrar su visión, en tanto futuro a construir y su interpretación teórica de la realidad actual.

Manfred ve un país sin racismo, de hecho considera que el racismo lo invento Evo. Considera que está bien la inclusión, es decir piensa que todos debemos ser iguales, pero privilegia la igualdad jurídica, en la económica razona a la usanza neoliberal, es decir que cree que cada uno obtiene el producto de su trabajo, por tanto, si hay personas más ricas se debe a que trabajaron más. De esta manera, plantea que el Estado debe intervenir en la economía, pero garantizando seguridad a la inversión. De hecho, piensa reconstruir el “Estado de Derecho” de tal manera que sea el individuo, de nuevo, el centro de la sociedad, no le agrada el corporativismo, pues considera que las masas tienen tendencias dictatoriales, prefiere elecciones antes que cabildos. De hecho, piensa como la clase media, a quienes les agrada la igualdad siempre y cuando no les afecte. Es algo así cómo dar grandes discursos acerca de la inclusión, pero pensar que la empleada es ladrona y que cobra mucho pues pagarle más de Bs1.000 es un sacrilegio, mientras consideran que todas las cholas son flojas. Es decir, para Manfred, como a la clase que representa importan las jerarquías: El indio, debe estar en su lugar, sostienen, sin decirlo por supuesto.

Su país es el de la armonia, dónde todos trabajan para un futuro mejor, las tensiones le son ajenas, busca superar la reivindicación de lo indígena y transformarla en una alianza entre clases, por eso niega la confrontación, en última instancia busca reeditar el proyecto neoliberal, pues más allá de la satanización que se hizo del “modelo” en los últimos tiempos, la mayoría de las respuestas fueron dadas en dicho sentido.

De ahí que la elección de diciembre se bata en una dicotomía, volver al pasado o seguir avanzando. No pretendo convencer con esta nota a mis escaso lectores a que voten por Evo, simplemente hago la invitación a que se deje la mascarada y se admita de una vez que todo estaba bien antes de Evo, que debió preservarse el Estado de Derecho, que la anterior Constitución era mejor, que en última instancia el Goni lo estaba haciendo bien y que debimos haberlo dejado terminar su gobierno.

Pero, tampoco me hago ilusiones la estrategia manfrediana consistirá en diferenciarse, es decir haciendo lo contrario de lo que lo llevo al punto en el que se encuentra, tratará de marcar distancias con Goni y en última instancia dirá que él representa el “verdadero cambio”.

http://alainet.org/active/33128

Anuncios