De Flavio Dalostto


El Corazón del Mundo,

de vez en cuando, a veces,

viaja por el Abajo de la Tierra,

abandona su Siesta.


El Corazón del Mundo,

de vez en cuando, a veces,

muerde la Raíz de la Montaña,

y se baña en la Lava del Volcán.


El Corazón del Mundo,

de vez en cuando, a veces,

quiere subir a tomar Aire,

asomarse un Poquito.


El Corazón del Mundo,

de vez en cuando, a veces,

empuja su Cabeza contra el Techo del Mundo,

y amenaza caerse, para Afuera.


El Corazón del Mundo,

de vez en cuando, a veces,

mira Arriba y se dice

“me gusta este País, es tan Hermoso”.


El Corazón del Mundo,

de vez en cuando, a veces,

se hamaca con su Silla,

y mueve el País que tiene Arriba.


El Corazón del Mundo,

no siempre, pero a veces,

se hospeda por un Tiempo,

en una Hermosa Tierra.


El Corazón del Mundo

me ha contado un Secreto,

que ha elegido a Bolivia,

para Nacer de Nuevo,


Le ha puesto Fecha y Hora

a su Renacimiento:

A las 6 de la Tarde,

25 de Enero.


http://la-opinion- argentina. blogspot. com/

Anuncios